Aprendiendo a comprender la depresión Post Parto

Aprendiendo a comprender la depresión Post Parto

La depresión post parto es una enfermedad psicológica que se puede desencadenar por muchos factores, aprende a identificarla y como lograr superarla.

La depresión post parto es una enfermedad psicológica que se puede desencadenar por muchos factores, aprende a identificarla aquí y a como lograr superarla.

La depresión post parto es una enfermedad psicológica que se puede desencadenar por muchos factores, aprende a identificarla aquí y a como lograr superarla.

Mucho se ha hablado de la depresión post parto, pero pocas personas saben lo que realmente significa y como se desencadena.

Si tienes depresión post parto, debes comprender que no es tu culpa, no hay nada nada malo en ti, ni tampoco debes avergonzarte.

Es solo un estado en donde la mujer pierde una conexión con su recién nacido hijo, a pesar de sentir el mayor amor del mundo, pero no encuentra una sensación de cercanía hacia su bebe.

Depresión post parto es el nombre con el que los médicos han catalogado este estado.

Se trata de una serie de cambios emocionales que experimenta la mujer en etapa de embarazo.

Que desencadena en un sentimiento visible una vez que el bebé nace.

No hay una lista de aspectos definitivos que uno pueda decir que son los únicos síntomas de una depresión post parto.

Pero sí hay temas comunes que se dan entre estas mujeres que llegan a ese estado.

Hay que tener muy claro que la familia de la nueva madre, no debe juzgarla, al contrario, debe apoyarla y entenderla.

Lo que ocurre en ellas, es que se enfrentan ante una situación nueva, de gran responsabilidad e importancia.

El hecho de tener un hijo les produce mucha alegría.

Sin embargo, esta nueva y desconocida etapa le genera, miedo, estrés e incertidumbre, al no saber a lo que se enfrentará.

Hay que considerar que el cuerpo femenino es quien experimenta todos los cambios en la gestación.

Tanto físicos como psicológicos. La mujer vive por 9 meses cambios hormonales en su cuerpo que le permiten formar a un nuevo ser humano.

Esto para muchas embarazadas puede ser chocante, y algunas no saben muy bien cómo puede ocurrir esto.

Su entorno da por hecho que el echo de quedar embarazada es algo muy natural, y aunque, realmente si lo es.

No significa que una mujer sepa bien cómo afrontarlo y muchas esconden sus sentimientos de temor.

Acumulando así tensiones innecesarias que posteriormente podrían desencadenar en una depresión post – parto.

Amor de mamá

Una madre espera tener un vinculo infinito de amor con su hijo recién nacido.

Pero algunas veces, la madre no siente ese vinculo.

En su lugar siente ausencia de conductas de apego de su bebe hacia ella (no llora ante la ausencia de la madre, no pide estar en brazos de su mamá, etc.)

Una madre con depresión puede asociar estas conductas como que ella es totalmente prescindible para su bebe y que cualquier otra persona podría ocupar su lugar.

A pesar de ser ella la que concibió a su hijo.

El parto entonces, que tanto esfuerzo físico ha costado a la madre, también pierde valor, apareciendo sentimientos de vacío y tristeza.

Sumado a lo anterior, también se da el hecho de que por 9 meses la madre sintió exclusividad ante su hijo.

Una vez el bebe nace, hay muchas personas que están sobre el.

Esto le hace sentir a la madre, que ya no hay exclusividad en su amor hacia su hijo(a).

Y además está sometida a múltiples consejos sobre la crianza, por lo que la responsabilidad se siente aumentada y se siente el miedo al error.

Sintiéndose estresada, habrá algunas ocasiones donde no sabrá que hacer, porque se anula recordando todos los consejos que le dieron.

Por otro lado, en algunas ocasiones, puede que el post parto de la madre tenga sus complicaciones.

Y ello conlleve que ésta no se pueda hacer cargo de su hijo desde el principio.

Lo que añade más dificultades emocionales (sentimientos de culpa, de impotencia, etc.).

En relación con el punto anterior, la mujer empieza a valorar a su pareja no como hombre, sino como padre, y también aquí aparecen nuevas emociones que hay que aceptar.

La pareja presenta comportamientos nuevos, que nunca había tenido antes.

Ya que no había tenido la oportunidad al no haber niños en la casa.

Estos comportamientos, cuanto menos, son nuevos, y la mujer se cuestiona si son los mejores o más adecuados.

En definitiva, se pregunta si ha elegido a la persona correcta como padre de su hijo(a).

La madre puede que evalúe de una forma continua a su pareja para ver si cumple con su papel de padre.

Exigiéndole inconscientemente ciertas conductas que, como he dicho, son desconocidas para el hombre.

Quien, a su vez, también está aprendiendo a ser padre y también necesita tiempo.

Todo esto generará tensiones en la pareja. Estas son algunas de las causas que provocan la temida depresión post parto en las madres.

Hay que dejar en claro que, no es la ausencia de amor hacia el hijo, sino que es el estrés y la nulidad en la conexión hacia él. Aunque exista todo el amor del mundo.

En estos casos, tenemos que recordar, que más que cuestionamientos y culpabilidad por su estado, la mujer necesita consuelo y apoyo.

Entregarle amor y confianza a la nueva madre, le ayudará a superar esta etapa transitoria.

Y le permitirá volver a disfrutar de su hijo y de su pareja y/o familia, con normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba