Logo Andrietti

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

Claudia Gúzman Zumba en silla de ruedas
Claudia Gúzman Zumba en silla de ruedas

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

Claudia Guzmán: es instructora de Zumba en silla de ruedas, experta en ciclodanza, nos enseña que es posible sanarse tanto por dentro, como de las enfermedades a través de la danza, te invitamos a leer su entrevista y ¡Sueña sin límites!

Desde que tienes memoria, ¿cómo ha sido convivir con Osteogénesis imperfecta? – Cuéntanos un poco sobre esta enfermedad, para poder entenderla mejor.

Yo tengo una patología llamada osteogénesis imperfecta, más conocida como huesos de cristal, la osteogénesis consiste en fragilidad ósea, por lo que mis huesos (mis 206 huesos) son más propensos a fracturas, ya sea por golpes o caídas.

Incluso cuando era una bebe, se me provocaron fracturas, solo con el peso de la ropa de cama. Pero gracias a mi familia y entorno, siempre me hicieron sentir que era una persona totalmente normal.

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!
Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

Pero tenía que tener un poco más de cuidado con mi persona, sobre todo si sufría alguna caída, ya que para mí eso era fatal (porque me fracturaba); por lo que para mí siempre fue muy normalizado todo.

En ocasiones debía operarme, pasar periodo de tiempos hospitalizada, para poder ir corrigiendo huesos y así poder tener mejor calidad de vida.

El 2005, luego de egresar del colegio, mi traumatólogo decidió realizarme una nueva cirugía, ya que mi cadera izquierda se encontraba con muchas dificultades y mi caminar estaba trayéndome problemas; es por eso que se decide la cirugía.

Te puede interesar Bárbara Moscoso la Chilena que Triunfa en EE.UU

Cirugía que igual se sabía que podía correr riesgos porque mi calidad de huesos y específicamente ese hueso (la cadera) estaba muy debilitado. Lamentablemente, ocurrió que con la cirugía el hueso se desintegró, quedando con muy poca movilidad mi pierna izquierda, teniéndome que someter, a varias cirugías más, durante el siguiente año.

Es así como, para mejor comodidad y seguridad, se decide que debo comenzar a utilizar la silla de ruedas, situación que por supuesto al principio fue muy difícil de asumir; pase por varios procesos psicológicos fuertes, sobre todo el hecho de tener que volver a ser muy dependiente y sin poder realizar mis sueños, que en esos momentos eran como los de cualquier joven de 19 años, entrar a estudiar una carrera y desarrollarme como toda persona «normal».

¿Cuándo y como nace el deseo y las ganas por ser bailarina?

El 2007, yo me encontraba diariamente en terapias en la Teletón, donde pasaba la mayor parte del día y de los días de la semana; aquí conocí mucha gente y me hice de amigas (porque ser sociable siempre ha sido lo mío).

Estas amigas me comentan sobre la ciclodanza, espacio que se daba 2 semanas antes de la campaña Teletón y donde se preparaba un baile para luego presentarlo el día de la Teletón. 

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

En un principio mi duda fue grande, no me sentía capaz de poder bailar en una silla de ruedas, además que yo recién llevaba unos meses familiarizándome con este nuevo estilo de vida, por lo que menos se me pasaba por la mente bailar sentada en una silla.

Hasta que llegó el momento de inscribirse en este nuevo desafío y lo hice. Desde que comencé los primeros ensayos sentí que era lo mío, que era algo que me gustaba mucho y que no se hacía tan difícil como lo pensaba. Desde ese día ya han pasado 15 años y la verdad que no me veo no bailando.

A lo largo de los años comencé a perfeccionarlo, a tomar clases, a realizar montajes, a tratar de absorber lo que más puedo de cada persona que me enseña algo, en cuanto a la danza.

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

¿Cómo te ha ayudado la danza a mejorar tu calidad de vida?

La danza se convirtió en un gran motor de vida, donde no solo me ha ayudado a mejorar mi condición física, sino que a través de ella, he logrado crecer como persona; psicológicamente, a salir de mis zonas de confort, a ampliar mis horizontes, a desarrollar personalidad y a motivarme para siempre estar en constante movimiento. La danza para mí, es mi lenguaje, donde gracias a ella puedo volar y solo ser yo misma.

¿Cuéntanos de tu certificación en Zumba? – ¿Te proyectas como profesora de zumba en silla de ruedas?

Llevó realizando zumba en silla de ruedas hace aproximadamente 9 años y este año me certifique de instructora. El motivo que me llevo a la certificación fue que fuimos invitados a dictar una clase de zumba inclusiva en la convención mundial; lugar donde se reúnen los más grandes exponentes de zumba, durante 4 días en Orlando (Estados Unidos).

El año 2019, un grupo de chicos en sillas, dirigidos por Rodrigo Díaz, fuimos invitados a bailar en la obertura de este magno evento, donde tuvimos la oportunidad de bailar en presencia de más de 10 mil personas de todo el mundo.

Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

Desde ese momento nació la idea y la necesidad de instruir, a otros instructores, el cómo se debe dar una clase para personas en sillas de ruedas, cómo se deben adaptar los movimientos y cuáles son las condiciones idóneas para que así cualquier persona que quiera tomar una clase de zumba lo pueda hacer.

Y así fue como este año logramos, junto a Rodrigo, llegar a cumplir ese hermoso sueño, pudimos enseñar a un grupo grande de personas que si se quiere bailar se puede, independiente de la condición en la que uno se encuentre.

Sí, me proyecto como profesora de zumba en silla de ruedas, sobre todo tratar de enseñar a las generaciones más nuevas que se encuentran en alguna situación de discapacidad, que se puede, por supuesto que cada uno a su ritmo, pero que se puede.

¿Sientes que Chile ha avanzado en temas de equidad con las personas que tienen alguna condición física o neuronal distinta al resto? – ¿En qué crees que aún estamos al debe?

Por supuesto que hemos avanzado a comparación de hace 15, 20 años atrás, pero aún seguimos muy al debe. En infraestructuras, aún se debe mejorar bastante, que se haga valer de verdad; por ejemplo, en espacios públicos, los mesones que son más bajos para que una persona en silla pueda utilizarlos.

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

He visto que en muchos lugares esos mesones ya están, pero son muy, muy pocos los lugares que de verdad le dan el uso que corresponde.

En materia de laboral, también se deben dar más oportunidades de trabajo, y sobre todo sacar el estigma que las personas en situación de discapacidad solo podemos realizar labores donde debemos estar detrás de un mesón atendiendo gente porque «según» es muy difícil realizar otro tipo de cosas.

A veces hay que recordar o enseñar a la gente que las personas en situación de discapacidad podemos desarrollar varias cosas más, en mi caso particular yo soy fonoaudióloga y por supuesto que me siento capaz de ejercer mi labor como fono en un ámbito laboral.

Sí, obvio que no todas las discapacidades son iguales, yo tengo una física, pero existen otras que no son notoriamente visibles y siento que esas son las más segregadas.

En cuanto a un tema de sociabilidad, sí se ha avanzado y la gente cada vez nos mira menos con esa mirada de victimización e infantilización, por supuesto que aún falta, sobre todo en el tema cultural y el deber de respetar espacios que pueden ser compartidos.

Pero donde la prioridad siempre debe ser la persona en situación de discapacidad, como lo es por ej, el uso de los ascensores; donde debemos enseñar que un mal uso de eso, no necesariamente afectará a un persona «normal» pero si coartará la independencia de una persona con alguna limitación física.

Pero si todos ponemos de nuestra parte, en decir todos incluyo a todo ser humano que existe en este país, independiente de su identidad, cultura, raza, con o sin discapacidad; podemos avanzar en materia de equidad.

Claudia Guzmán es instructora certificada de Zumba en silla de ruedas

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

Pronto se nos viene otra Teletón, ¿vas a participar y cuál será tu participación?

Sí, este año tengo nuevamente el honor de ser partícipe en un par de cosas del programa. No puedo contar mucho, pero si puedo adelantar que una de esas cosas será algo donde trataremos de entregar un mensaje que sea potente y llegue a la gente, por supuesto ligado al arte. Y recuerden que este año la Teletón es el 4 y 5 de noviembre, donde se necesita como cada año, a cada uno de ustedes.

¿Cuáles son tus sueños a futuro?

Ufff mis sueños a futuro, la verdad que igual la vida me ha enseñado que a veces es mejor vivir el día a día, he ir construyendo, de acuerdo a lo que se te presenta. Pero si debo decir sueños a futuro, sería: seguir bailando, seguir creando, ayudar a otros, a través del lenguaje corporal, la danza y la zumba en silla de ruedas.

Claudia Guzmán: Zumba en silla de ruedas ¡Sueña sin límites!

Te puede interesar

Ivonne Andrietti

Ivonne Andrietti