Francisco Reyes “Mi sueño es participar en más telenovelas, películas, y proyectos que generen conciencia”

Portada Francisco Reyes

Francisco Reyes es un joven actor que ha destacado en las telenovelas “Floribella”, “Tranquilo papá” y “Amar a morir”. En esta entrevista nos habla de sus sueños de participar en más teleseries, películas, obras de teatro y en proyectos que generen conciencia. ¡Además está soltero! y nos habla de cómo sería su pareja ideal

Conoce a fondo a este guapo e interesante joven que tiene mucho que entregarnos.

Encuentra aquí todas las noticias de la farándula chilena

Entrevista a Francisco Reyes

¿Cuándo eras niño participaste de la telenovela “Floribella” como fue esta primera incursión en la actuación?

Fue una experiencia reveladora, gratificante y genuina con el fenómeno actoral, ya que no tenía mucho juicio en el quehacer actoral porque todavía no entraba en la adolescencia entonces mi acercamiento al personaje fue muy inocente y creo que esa inocencia ayudaba mucho a enriquecer ese rol y tenía un equipo detrás que estaba muy presente y atento a la construcción y el entorno en el que se desenvolvía el personaje y a mi persona, entonces me cuidaban harto.

Tenía una coach que me iba ayudando con los textos lo que me hacía sentir muy cómodo, lo cual es muy importante para poder entregar y bucear por distintas emociones y momentos que iba viviendo ese personaje. Me sentí parte de una familia, me encontré en ese lugar y me sentí parte de el. Y dije; bueno esto es lo que quiero hacer, es lo que me gusta. Así que desde muy chiquitito supe que quería ser actor, fue una experiencia maravillosa.

Vídeo de Francisco Reyes interpretando al niño Tomás en Floribella

Francisco Reyes, ¿Cómo fue tu etapa de estudiante universitario de teatro?

Desde el minuto uno que entré a estudiar teatro, fue como entrar a trabajar, lo cual fue muy bueno ya que me lo tomaba con la suficiente responsabilidad que ameritaba y me obsesionaba con el trabajo. Pase por crisis, pero crisis enriquecedoras que me hicieron crecer y madurar, entender que esto no es un juego y a sensibilizarme, ser consiente de muchas cosas que la gente en general, que no ha tenido la posibilidad de estudiar una carrera artística, le hace mucha falta en la vida. Porque son herramientas que realmente te hacen vivir un poquito más en paz contigo mismo y el resto, ya que el teatro entrega una inteligencia emocional en relación a la empatía, que creo es lo que le falta al mundo.

Me tome muy enserio mi carrera, en algun momento debo haber sido muy desagradable por eso mismo, porque era muy estricto y quizá tambien se me salió un poquito el ego, pero son cosas de las que aprendí y sigo aprendiendo. Mi material de estudio era la vida misma, salir a las calles a observar a la gente, observarme a mí mismo, de donde salía mi pena y mi alegría e ir nutriéndome de la vida.

Era un espacio donde todos los días hacías ejercicios escénicos, de voces, de movimiento, estudiando la historia del teatro, dramaturgia, dirección. Estas todo el rato con compañeros compartiendo material y luego en nuestros ratos libres carreteando, compartiendo un trago, conociendo drogas, de todo experimentando de la vida. En ese sentido la fiesta también es parte del teatro, no en vano nos representa Dionisio el dios del vino.

Andrés Pérez decía, el teatro y la fiesta van de la mano, así que si lo pase muy bien.

Francisco Reyes, ¿Existe alguna anécdota que quisieras compartir con nosotros sobre tus años de estudiante de teatro?

Me acuerdo de una anécdota buena, una vez que con una compañera habíamos ensayado toda la noche y todo el día para una muestra super importante, donde ella se tenia que subir arriba de una escalera y nosotros teníamos que estar como publico viéndola. Mi compañera se sube arriba de la escalera y se cae y todo lo que habíamos hecho y ensayado se fue al carajo en ese momento… Me acuerdo que me dio tanta rabia que ni siquiera me preocupe de mi compañera en ese momento, hasta que la otra actriz que actuaba con nosotros se me acerca y empezó a decirme: Oiga, oiga, parece que el curadito se cayo. Y me dio ataque de risa, la profesora paró el ejercicio, mi compañera seguía en el piso, “haciéndose la que le dolía”, porque después supe que no le dolió nada, le dio tanta vergüenza que se quedo ahí en el suelo. Y esa fue una experiencia que hasta el día de hoy recuerdo con mucho cariño.

Francisco Reyes, posteriormente trabajaste en “Tranquilo papá” una telenovela muy exitosa en Chile, ¿Cómo fue vivir esta etapa de tanto reconocimiento público? – ¿Cómo fue interpretar un rol tan divertido y versátil como el que te tocó realizar?

Fue una experiencia bakan, me volví a reencontrar con la televisión, aprendí de colegas que admiro mucho y sentí que tuve mucha suerte en relación con el personaje que me tocó hacer. Ya que cuando me tocó leer el libreto, yo dije; no me parezco a este personaje. Ya que era un papel que le decía “hola” a una chica y ella le respondía “hola” (con cara de enamorada) entonces yo pensaba entre mi… Yo no tengo la cara de un actor, así como para que una mujer me responda “hola” con cara de enamorada. Fue ahí que se abrió una puerta creativa donde se empezaron a desencadenar las primeras hebras de hacia dónde podía ir este personaje.

Se grabó en dos semanas y luego me fui de vacaciones y compartí con gente con la que yo veía muy reflejado mi personaje en ellos. Entonces pude ir robándoles algunas conductas que me ayudaron a construir un poco las características que luego yo iba nutriendo con mis emociones y mis sensaciones y de a poco fue agarrando profundidad.

Luego retomé las grabaciones que duraron siete meses.

También hablé con quienes escribían mi personaje y me iba nutriendo de ellos y a la historia que es lo que importaba. Así que a mí como actor me enriqueció mucho y fue maravilloso. Me costó mucho desapegarme de ese personaje ya que se quedan pegados un poco, sobre todo cuando los haces tanto tiempo.

En cuanto al público la gente me decía en la calle; “compadre soy igual a ti” y yo decía entre mí, yo no soy igual a ti, es el personaje… Pero dejando de lado eso, era muy gratificante, me ponía muy contento sentir que a la gente le hacía sentido mi actuación y hasta el día de hoy me dicen; “wena tu personaje chistoso” y uno se siente feliz. Siento una profunda satisfacción y alegría de haber podido llegar a la gente que vio “Tranquilo papá”.

Francisco Reyes interpretando a Rai Aldunate en “Tranquilo papá”

Francisco Reyes, En “Amar o morir” te tocó hacer un rol totalmente diferente, interpretando a Nicolás Vidal en la etapa de su juventud. ¿Cómo fue interpretar este rol?

A mí la producción no me entregó material para el personaje, con suerte me habrán entregado una biografía del personaje con menos de un párrafo, tampoco me entregaron información de Francisco Reyes (el actor de más edad con quien comparte alcance de nombre y apellido). Por lo que contaba con muy poco material. Porque a veces las producciones no tienen tiempo para poder enriquecer y nutrir el trabajo como a uno le gustaría.

Me dijeron que tenía que actuar la vida de este personaje pero cuando era joven, así que lo hice desde la intuición y de lo que me agarre fuertemente fue de que era una historia de amor, donde yo estaba enamorado de una chica y me ofrecían plata para dejarla y desde ese lugar yo me plantee; “si me entregaran plata ¿Por qué yo me iría y dejaría de lado el amor de la persona que estoy enamorado?” Y esos “porqués” son lugares muy ricos donde uno como actor puede llenarlos.

A mi personaje le ofrecieron plata cuando estaba borracho y desde ahí me agarré, le inventé algo para humanizarlo, para entender por qué y dije bueno: Quizá le faltaba plata, en este momento, pensé; “soy chico, me gana la plata sobre el amor, no es que no la ame, la amo, me cae mal la persona que me está ofreciendo plata pero la plata me atrae más” y así le invente mini cositas y desde ahí pude generar un material para poder desenvolverme, para poder contar la historia que la teleserie quería que contara.

A todo esto, nunca vi esa escena, nunca vi como quedó…

Francisco Reyes, ¿Cuáles son tus sueños actorales que te gustaría cumplir post pandemia?

Mis sueños serian seguir actuando y trabajar en proyectos grosos, pero no desde la producción, si no en cuanto a su sentido, a lo que digan, a como generan conciencia. Proyectos que hagan preguntas al espectador. En ese sentido me gustaría mucho trabajar en teatro, en cine, series y en teleseries también, seguir creciendo e ir teniendo un poquito de más incidencia en cuanto a ser un actor más conocido en el medio, no por el tema de la fama, si no que para tener la suerte de los actores más conocidos que tienen más pega.

No hablo del dinero, hablo en relación con proyectos importantes, que son entretenidos, donde no solo el proyecto es bueno, el equipo tambien lo es, eso me aparece genial.

Y como ultimo sueño me gustaría ganarme un premio en el festival de Berlín o mejor actor en el festival de Cannes y quizá un Oscar también. Me gusta apuntar alto, más allá de si llegue o no a ese lugar, el hecho de ponerme en ese momento me hace seguir moviéndome, buscando la meta…

Francisco Reyes, ¿te gustaría incursionar de forma paralela a la actuación en otros medios de comunicación como la radio?

Me encantaría trabajar en la radio, siempre lo he dicho y me ha tincado mucho, trabajar en la radio lo encuentro genial. Hay radios que ponen en la palestra y van al callo en temas como los que se viven hoy como sociedad a nivel nacional e internacional, y en todos sus formatos son muy interesantes.

Francisco Reyes, ¿Todos sabemos que eres joven, estupendo y divertido, hay alguien que haya cautivado tu corazón? – ¿Estas en pareja? – ¿O soltero?

Gracias por todos los atributos que me diste, me sonrojas… Estoy soltero, estoy feliz, estoy en un proceso en el que hace tiempo no estaba, llevo harto tiempo soltero y me gusta, me encanta porque tengo muchas conversaciones conmigo mismo donde aparece cada vez la mejor versión de mí. Pero al momento de llevar estas conversaciones a la acción aparece la realidad y esa realidad de a poquito ha ido tomando vigor y cuando se va concretando, eso me hace entender lo que es estar bien con uno, te vas enamorando de ti mismo y desde ese lugar uno empieza a vivir la vida con placer, con un goce, con una energía que empiezas a irradiar hacia los demás.

Al estar bien contigo mismo, las personas que te rodean están bien también y obviamente uno pasa por malos momentos, donde uno a veces quiere estar con alguien, a veces uno no es la mejor persona para el mundo, pero sumando y restando, es una curva que va subiendo y bajando, pero va más para arriba y eso está choro, está bueno.

Es muy rico estar en el lugar donde uno se da cuenta del esfuerzo que requiere el sentirse bien con uno mismo, cuando ya pasas la barrera de las trabas mentales empiezas a realmente accionar para lograr ese placer con uno mismo, esa gratitud, ese sentimiento de plenitud y abundancia, ahí agarras un vigor, una madurez como que te empiezas a transformar en un emperador o un rey de ti mismo y eso está genial.

Francisco Reyes, Cuéntanos cómo debería ser una persona para ganar tu corazón.

Debería ser una persona alegre, apasionada, sencilla, humilde, madura, cariñosa y creativa que se apasione mucho y le genere un sentido lo que haga, porque así sentiría, de todas maneras, admiración por esa persona. Que le guste la vida en familia, conocer gente y que le guste hacer deporte, esa super mezcla esta buenísima.

Rodrigo Villegas: Quiero hacer mi película de acción, karate y bailes estilo Bollywood

Ir arriba