Peeling para pieles con rosácea: ¿prohibido?

Rosácea

Desgraciadamente, hay que tratar rosácea en la piel, como si fuera un huevo: nada de exfoliantes gruesos, nada de frotar la piel, ni siquiera la microdermoabrasión. Si quieres disfrutar de un cutis saludable sin capilares visibles, debes recordar al menos algunas reglas de buen cuidado de la piel.

Principios básicos del cuidado de la piel capilar

Si su piel está cubierta de arañas vasculares rojas visibles, generalmente no tiene nada de qué preocuparse. En la mayoría de los casos, la complexión capilar no es consecuencia de una enfermedad, sino simplemente de una predisposición genética. La piel es fina, delicada y, utilizando el lenguaje médico, poco vascularizada. Por eso se ven hilos azules o verdosos. Pero eso no significa que no tengas que cuidarlo especialmente, más aún si tienes tendencia a los brotes capilares subcutáneos. Los capilares agrietados se denominan profesionalmente telangiectasias.

Consejos para tener la piel más firme y tersa

¡Qué bien conozco este dolor! Yo misma tengo la piel vascularizada y mis cuidados y hábitos de la piel a veces se parecen a los de una anciana: me siento en la playa a la sombra, no he ido a un solárium en mi vida y en invierno estudio los ingredientes de las cremas protectoras para que no contengan ni una gota de agua, que puede reventar un capilar con el frío.

¿Cómo puedo cuidar mi piel vascularizada?

El cuidado de la piel con vasos sanguíneos requiere no sólo unos cosméticos bien elegidos, que ayuden a sellar los vasos sanguíneos y a reducir las rojeces, sino también un cambio de hábitos.

Evite el calor y el frío extremos: Olvídese del sauna, el solárium y de tomar el sol sin un filtro UV alto, el llamado bloqueador. Tenga cuidado con su piel, especialmente a bajas temperaturas. Compruebe la composición de los cosméticos para que no contengan agua.

No irrites tu piel con fricciones mecánicas: tira cualquier toalla facial áspera y, al desmaquillarte, asegúrate de que un disco de algodón esté bien empapado con loción micelar o una leche suave.

No frote su piel con exfoliantes de azúcar o con partículas gruesas: La exfoliación mecánica no es una buena idea para este tipo de piel. Sustitúyelos por delicados exfoliantes enzimáticos o químicos (ácidos).

Sus cosméticos para el cuidado de la piel no deben contener: alcohol etílico, mentol o urea.
Es bueno que los cosméticos tengan en su composición: vitamina C, K, PP y flavonoides.

Los peelings en las pieles capilarizadas: ¿Son posible o no?

De acuerdo, pero ¿el cuidado básico de la piel para los capilares tiene un lugar para la exfoliación? Como ya sabes, te desaconsejo encarecidamente que utilices exfoliantes gruesos, especialmente en la delicada piel del rostro. Con este tratamiento, se estimula la circulación sanguínea y los capilares poco profundos comienzan a dilatarse y a tomar color. Con la fricción mecánica puedes incluso contribuir a su rotura. De ahí la creencia de que la exfoliación está prohibida para la piel con rosácea.

Peeling enzimático para pieles con rosácea

¿Significa esto que la exfoliación de la piel con capilares visibles está descartada? La verdad es que no. Si quieres limpiar tu piel y ayudar a deshacerte de la piel áspera y gris, opta por un delicado peeling enzimático para pieles grasas a base de enzimas de frutas exfoliantes. Entre ellos se encuentra la papaína (de la papaya) y la bromelina, que es una enzima vegetal que se encuentra en las piñas.

El tratamiento vascular también puede contener pantenol, que alivia las irritaciones, aceite de almendras dulces que hidrata y refuerza la barrera lipídica y extracto de sal de astrium que calma las rojeces.

Si, además de los capilares visibles, tienes una sensación constante de que tu piel está tensa y apagada, puede ser un problema de deshidratación. En este caso, te recomiendo un peeling enzimático suave con ácido hialurónico.

Pero ten cuidado. Si utilizas un exfoliante enzimático para la piel vascular en casa, antes de usarlo, en primer lugar, haz una prueba: aplícalo durante unos minutos en la piel de detrás de la oreja y comprueba si provoca una reacción alérgica.

En segundo lugar, elija un exfoliante con la menor concentración de sustancia exfoliante. Sólo si su piel reacciona bien a él, puede optar por un producto con una concentración mayor.

¿Exfoliación química para pieles sensibles? Aquí están los ácidos suaves

La piel vascularizada o con rosácea, también debería responder bien a los peelings basados en algunos ácidos suaves. Los cosmetólogos recomiendan refrescar la epidermis con ácidos ligeros, por ejemplo, ácido mandélico o ácido lactobiónico.

El ácido mandélico no sólo exfolia la epidermis, sino que también la hidrata bien. Se recomienda especialmente para las pieles secas y deshidratadas.

El ácido lactobiónico, además de hidratar y refrescar la piel, refuerza la capa hidrolipídica. Preste atención a que los ácidos con capilares dilatados tienen una baja concentración y un pH más alto. En este caso evitará la irritación y el posible daño a la estructura de los vasos sanguíneos poco profundos.

Con la piel vascularizada se puede realizar un peeling químico a base de ácido azelaico, ya que no sólo ayuda a deshacerse de la capa de piel muerta, sino que también neutraliza bien el enrojecimiento de la piel. Este tipo de peeling se utiliza a menudo para la rosácea.

También puede comprobar qué cosméticos deben utilizarse en caso de este trastorno dermatológico: Sin embargo, es bueno que dicho tratamiento se realice de forma correcta. Donde un especialista elegirá la concentración del ácido según el estado de su piel.

La rosácea combina los síntomas del acné vulgar y la piel vascularizada. El cuidado de este tipo de pieles es muy difícil y requiere un enfoque integral: desde la protección de la piel frente a los cambios de temperatura, una dieta adecuada, hasta la elección de dermocosméticos con retinoides y (si es necesario) la introducción de un tratamiento farmacológico prescrito por un dermatólogo. En el caso de la rosácea, es fundamental acudir al médico.

Peeling vascular y de cavitación

Yo, debido a mi piel vascular, al menos una o dos veces al año en otoño e invierno voy a la esteticista para que me haga un peeling de cavitación. Se basa en romper la piel muerta y el sebo que queda en los poros con el uso de ultrasonidos. Este tratamiento es seguro, no invasivo y completamente indoloro. Como complemento al cuidado de la piel y una limpieza decente de la misma, lo recomiendo definitivamente a todas las personas con mejillas sonrosadas.

Cada vez es más frecuente encontrar dispositivos caseros para la cavitación. ¿Vale la pena usarlos para la piel con rosácea? Siempre que realice el procedimiento de acuerdo con las instrucciones y recomendaciones del fabricante, la cavitación casera no debería perjudicarle.

¿Exfoliación casera para la piel con rosácea?

Si elige la concentración más baja de ácido mandélico, puede hacer un peeling de este tipo usted mismo en casa. Pero ten cuidado con los ácidos. Si no te sientes muy seguro de aplicar una mezcla de ácidos en tu cara, es mejor que acudas a un tratamiento profesional.

Siempre es ideal apostar por la cosmética preparada, incluyendo los peelings enzimáticos. De este modo, ganará la confianza de que no dañarán su piel. Son muy delicados, y su funcionamiento es similar al de la aplicación de una mascarilla. ¡No es nada y sin embargo puede limpiar bien!

Sin duda, es mejor evitar las recetas de exfoliantes caseros que utilizan cristales de azúcar, sal o, peor aún, cáscaras de nuez, semillas de amapola u otras partículas punzantes. La piel vascularizada no debe frotarse ni irritarse.

¿Y hay alguna receta casera para un exfoliante de enzimas? Al tratarse de productos de origen frutal, puedes poner sobre la piel una mezcla de pulpa de piña licuada con yogur o aceite de almendras. La papaya debería tener un efecto similar. Los blogueros de belleza también recomiendan un “exfoliante” hecho con una mezcla de vinagre de naranja o de sidra de manzana. Es poco probable que este tratamiento le perjudique, pero sus efectos ciertamente no serán tan visibles como en el caso de un cosmético preparado bajo la supervisión de dermatólogos.

En conclusión: ¿Qué peeling elegir? A la piel capilarizada y con rosácea le gusta la fruta.

La mejor opción en caso de capilares visibles es sin duda un peeling enzimático, que basa su acción en las enzimas de la fruta. También puedes probar cosméticos muy suaves con ácidos mandélico, lactobiónico o azaleico. Pero evita cualquier exfoliante con partículas, tanto para la cara como para todo el cuerpo.

Ir arriba