Logo Andrietti

Shakira se convierte en la artista más buscada en Google

Escrito por:

Shakira

Shakira sorprendió a todos al convertirse en la estrella del pop más buscada de Google en Estados Unidos

La voz, las caderas, el pelo… Hay tantos atributos en Shakira que nunca podrían terminar de nombrarse y, sin embargo, todavía se está reinventando.

Shakira es una de las pocas artistas que tiene una verdadera credibilidad entre generaciones, desde niñas de 12 años que memorizan su coreografía hasta mi madre de 85 años que elogia su filantropía.

El poder gutural en su voz y su movimiento, el balanceo, ondulación y empuje lateral de la cadera que podría empujarte a una cornisa, la han ayudado a vender más de 80 millones de discos, ganar 14 premios Grammy y obtener más de 18 mil millones de visitas en YouTube, números que solo subirán más cuando su nuevo álbum sea lanzado (fecha por determinar, ¡pero pronto!).

Shakira exuda una imagen de mujer tan real, poderosa y segura. Por eso me sorprendió escucharla hablar sobre sus inseguridades, aunque esas inmediatamente también se sintieron reales. He cubierto temas latinos como periodista durante décadas y tengo un buen detector de mentiras; créanme cuando digo que Shakira no dispara alarmas. Durante nuestra entrevista, estuvo pensativa, presente y deliberada, sin miedo a admitir que está luchando contra los mismos demonios que todos.

Es que todos conocemos a la polemica Shakira desde que se burlaran de ella por ser la chica rara de Barranquilla, Colombia, que cantaba con un vibrato que sonaba “como una cabra” hasta, lo más recientemente, que fue enfrentarse a una crisis que paralizó su carrera cuando una lesión vascular en sus cuerdas vocales casi le hizo perder la voz de forma permanente. Sin embargo, a pesar de todo, su profunda necesidad de vivir la alegría de la vida ha prevalecido, incluso sabiendo que podrían surgir más desafíos en cualquier momento. Afortunadamente, ella siempre está lista.

Shakira ¿Quién es tu filósofo favorito?

Sócrates, por supuesto. Creo que hacer preguntas es la forma más ingeniosa de descubrir la verdad, si es que hay algo de verdad en las cosas. Puede haber muchas verdades, como las dos caras de una moneda. A menudo trato de aplicar eso a la educación de mis hijos. Soy una mamá tigre y una mamá helicóptero y todas estas mamás diferentes. [Risas.]

Shakira, ¿Es difícil dejar de ser “la productora” cuando eres madre o esposa?

Sí. Ahí es cuando tener una pareja que es completamente opuesta, en ese sentido, es útil. Mi mente nunca se detiene. Sueño con mis hijos. Me preocupo por ellos constantemente. Torturo a mi pobre marido. Bueno, él no es realmente mi… ¡No sé cómo llamarlo!

¿Compañero?

Él es mi papá. Lo torturo por todos los problemas que veo con mis hijos.

Shakira, ¿Es cierto que sin tu padre y tu familia detrás de ti, no tendríamos hoy a Shakira?

Estaría haciendo un trabajo diferente. Probablemente, sería médico o arqueólogo. Siempre quise enorgullecer a mi papá y quería complacerlo. Incluso cuando fue una lata total actuar frente a mi familia.

¡¿No te gustó?!

Yo era tímida. Hasta el día de hoy, me resulta difícil cantar a un grupo pequeño. Es vergonzoso. Me siento un poco tonta, un poco ridícula y un poco desnuda. El escenario y la multitud y las luces y los aplausos de la gente me visten. Una vez que te quitas eso y estás ahí con tu voz, es un acto tan privado e íntimo, el de cantar y exponer tu alma. No es una coincidencia que la gente cante en la ducha la mayor parte del tiempo, porque es cuando están completamente desnudos, desinhibidos y solos. Cuando mi papá descubrió mi voz, estaba orgulloso y quería compartir lo que su pequeña niña podía hacer.

Es una cosa muy latina, eso de que queremos complacer a nuestros papás.

El punto de vista masculino prevaleció en mi casa desde el principio. Era otro momento, una generación diferente con una perspectiva diferente. Siempre tuve una relación cercana con mi mamá y mi papá. Pero en cierto modo, fui la hija que se rebeló, porque mi papá planeaba ser muy protector. Me defendí a mí misma. Cuando tenía 12 años, me gustaba un chico y pensaba: “Voy a salir con este chico”. Mi padre dijo: ¿De qué estás hablando? Tienes 12 años. Yo respondí, Voy a salir con él fuera de la casa, o puedo traerlo a casa. ¿Qué prefieres? Él dijo: “Tráelo”.

Shakira, eres tímida, pero te proyectas como una mujer que sabe lo que quiere y se anima a decirlo.

Siempre he tenido una voluntad fuerte. Las monjas de mi colegio me decían: “¡Es que eres voluntariosa!” Yo decía, Eso suena como algo bueno. Creo que estaban tratando de decirme que era terca: “Quieres salirte con la tuya”. Y yo sentía, sí, quiero salirme con la mía en la vida.

Me considero una luchadora, pero al mismo tiempo, siento que no soy tan fuerte como la gente piensa. Soy un poco frágil. Es una combinación extraña, sentirme vulnerable a veces y luego sentir que puedo hacerlo todo. Tengo una enorme confianza en el futuro, fe en la vida, pero muchas inseguridades que me hacen querer demostrar mi valía. Hace un par de días, mi pareja Gerard dijo: “¿Cómo puedes pensar de esa manera y luego llegar tan lejos?” No comprende la yuxtaposición.

Te entiendo, todas las mujeres poderosas que he entrevistado han estado en algún momento llorando en la ducha, sintiéndose completamente solas. Creo que sentir esa profunda soledad nos permite dar saltos.

Sí, la soledad, me gusta esa palabra, es necesaria. No puedes crear si estás rodeado de gente y estímulos todo el tiempo. Necesitas verte en el espejo a veces sin maquillaje. Y en esa vulnerabilidad de tu vida, es cuando surgen los pensamientos más honestos.

Shakira, como una mujer de 40 años, Sientes que llegaste a la madurez ¿Cómo te vez a ti misma?

Soy el tipo de persona que realmente necesita creer y aprobar genuinamente lo que hago. Estoy orgullosa de haber tenido éxito en mis propios términos. Cuando salí por primera vez, realmente no había una audiencia para el pop latino o las artistas del pop latino. Cuando tenía 15, comencé a escuchar a Nirvana y todo el rock alternativo de Seattle y Metallica. Estuve expuesta a diferentes tipos de influencias. No hice la música que hice solo para complacer a un tipo de audiencia o para satisfacer una necesidad específica del mercado. Hice lo que me pareció honesto.

Por otro lado, cuando entré al mercado estadounidense, quería honrar mis raíces latinas. En el Super Bowl, quería presentar champeta, un baile callejero que pertenece a un rincón prácticamente desconocido de mi país. Siempre trato de no tener miedo a lo largo de mi carrera. He tenido una gran base de fans que ha sido muy leal. Incluso cuando perdí la voz. En esa hora más oscura de mi vida, me di cuenta de la suerte que tenía. Toda esa gente me dio todo lo que necesitaba para curarme. Y me curé. Al contrario de lo que dijeron los médicos.

Shakira, ¿es verdad? Que no te operaste porque confiabas en tu instinto.

Era demasiado peligroso. Lloré todos los días mientras mi voz se apagaba. Nunca pensé en lo importante que era tener voz hasta que la perdí. Nunca dejé de agradecer a mi voz cuando regresó.

Creo que es parte del mensaje que recibimos de usted: realmente confía en su forma de hacer las cosas. Te ha llevado a tener éxito… Pero también a ser muy humano.

Cuando miramos todo lo que has hecho y luego te escuchamos decir: “No sé si soy lo suficientemente bueno”, eso nos conmueve a todos.

Constantemente estoy dudando de mí misma.

WhatsApp
Twitter
Pinterest
Facebook
LinkedIn
Email