Tipos de mascarillas que mejorarán el estado de tu piel

Mascarillas tipo de piel.jpg

No son tan populares como las cremas o tónicos, por lo que suelen tener un papel secundario en el cuidado facial. Mientras tanto, ¡las mascarillas cosméticas son una auténtica bomba nutritiva para la piel! ¿Cómo utilizarlas para obtener resultados satisfactorios? Infórmate sobre todos los tipos de mascarillas y descubre cuáles usar habitualmente.

Mascarillas faciales: ¿por qué vale la pena introducirlas en el cuidado de la piel?

Las mascarillas cosméticas definitivamente merecen reconocimiento y, por lo tanto, también una introducción a los rituales de cuidado que se practican en el hogar y más. Hay al menos algunas razones por las que vale la pena buscar este cosmético único. En primer lugar, las mascarillas faciales contienen muchos ingredientes activos con una alta concentración. Las sustancias beneficiosas penetran en la piel en un tiempo relativamente corto, gracias a lo cual el efecto del cosmético es visible después del primer uso.

Encuentra aquí todas las noticias de la farándula chilena

Además, las mascarillas están diseñadas para complementar el cuidado diario de múltiples etapas que consiste en desmaquillarse, limpiar, tonificar e hidratar. Gracias a ellos, la piel se vuelve suave, radiante, completamente nutrida y fresca. Al usarlas regularmente, puedes estar seguro de que tu cutis se lo agradecerá y tus problemas de belleza actuales, sean los que sean, desaparecerán para siempre.

Para obtener los mejores resultados del uso de mascarillas nutritivas, debes combinar los ingredientes con los requisitos de tu piel. En el mercado de la cosmética encontrarás multitud de mascarillas para distintos tipos de piel. Al elegirlos, ten en cuenta tus necesidades individuales; gracias a esto, estarás seguro de que el producto traerá los mayores beneficios.

¿Qué mascarillas se usa para cada tipo de piel? Tipos de preparaciones y su aplicación.

Las mascarillas cosméticas, se diferencian en sus propiedades, que a su vez corresponden a diferentes tipos de piel. Es probable que una preparación seleccionada adecuadamente le permita lidiar con los problemas de la piel, la incorrecta; incluso puede empeorar la condición inicial. Entonces, ¿Qué mascarilla será la mejor para pieles secas, sensibles, propensas al acné y maduras? Conozca los diferentes tipos de máscaras y elija la que mejor se adapte a sus necesidades.

Mascarilla hidratante

Las mascarillas faciales hidratantes están diseñadas para un uso frecuente, por lo que nada le impide aplicarlas incluso todos los días. Una mascarilla profundamente hidratante asegurará la hidratación adecuada de la piel seca, devolviéndole su aspecto radiante y saludable y su elasticidad. Si su piel carece de elasticidad, elija preparaciones que contengan ácido hialurónico. Asegúrese de que la composición de la mascarilla facial hidratante del químico también incluya extractos de plantas y humectantes como urea y glicerina.

Mascarilla de colágeno

Las mascarillas de colágeno son preparaciones con un alto contenido de colágeno, que no solo mejora la tensión de la piel, sino que también tienen un efecto lifting. Este tipo de cosmético está diseñado para suavizar las arrugas existentes, mejorar el óvalo del rostro e hidratar y nutrir la piel. Además del colágeno, la preparación también puede incluir extractos de plantas, un complejo de péptidos o vitamina E. Las mascarillas de colágeno están destinadas a mujeres mayores de 30 años. Puede encontrarlas en todas las farmacias y supermercados importantes.

Mascarillas limpiadoras faciales

La tarea principal de las mascarillas limpiadoras es exfoliar la piel eliminando las células muertas. La piel del rostro profundamente limpia se vuelve más suave y más susceptible a los nutrientes. Gracias al uso regular de mascarillas exfoliantes, se reducen los poros y se reduce el exceso de sebo. Por este motivo, son cosméticos recomendados especialmente para personas con piel grasa y acné. En su composición encontrará, entre otros, arcilla blanca o verde, y en las llamadas “máscaras negras” – carbón activado. Recuerde no utilizar las preparaciones más de dos veces por semana. De lo contrario, puede darse un capricho con la irritación y el enrojecimiento de la piel.

Mascarilla nutritiva

El estrés, la mala alimentación, la falta de sueño y factores externos desfavorables también pueden afectar a la piel. Los efectos más comunes son piel cansada, seca, arrugas más rápidas e hinchazón. Las mascarillas faciales nutritivas están diseñadas para regenerar la piel, devolverle su luminosidad y un nivel adecuado de hidratación proporcionándole una amplia variedad de nutrientes, entre ellos vitaminas y minerales. ¿Para quién son adecuadas? Para todo aquel que quiera mejorar el aspecto y el estado de su piel, independientemente de su edad.

Mascarillas anti-envejecimiento

Las mascarillas antiedad son cosméticos diseñados para mujeres que desean mejorar el aspecto de la piel del rostro y recuperar su firmeza y elasticidad que declinan con la edad. Ralentizar los cambios provocados por los procesos de envejecimiento es posible gracias al uso de ingredientes altamente concentrados como colágeno, ácido hialurónico, coenzima Q10, retinol, péptidos y vitaminas. Una buena mascarilla cosmética reafirma y suaviza la piel y reduce las líneas de expresión. Los cosméticos de esta categoría deben ser utilizados principalmente por propietarios de pieles maduras.

Mascarillas faciales de hoja, es decir, cuidado en coreano

Las máscaras coreanas, o máscaras faciales de papel, son muy populares no solo entre los amantes de la belleza. ¡No es de extrañar! Este tipo de mascarillas son extremadamente cómodas de usar: simplemente retire la hoja de material del paquete, colóquela en la cara y quítela después de cierto tiempo. ¡La esencia restante en la cara no necesita lavarse con agua! Simplemente dele golpecitos suaves con las yemas de los dedos hasta que se absorba por completo.

Las mascarillas faciales en láminas contienen extractos concentrados de plantas destinados a varios tipos de piel. El uso de estas preparaciones es uno de los diez pasos del cuidado coreano, que incluye:

  1. desmaquillado,
  2. lavarse la cara,
  3. limpieza,
  4. tonificación,
  5. esencia,
  6. suero,
  7. máscara de papel,
  8. crema para los ojos,
  9. hidratante,
  10. protección solar.

Las mascarillas coreanas son ampliamente conocidas y fácilmente disponibles. Las encontrará a varios precios, desde las realmente baratas hasta las de mayor rango de precios. Si te gusta experimentar con formas o colores de máscaras, prueba divertidas mascarillas con formas de animales – pandas, zorros, ratones o monos – que seguro te gustarán.

¿Cómo aplicar las mascarillas cosméticas?

El método de aplicación y posterior lavado de las mascarillas depende en gran medida de su consistencia y grado de secado. Las mascarillas de gel son fáciles de esparcir, por lo que también son fáciles de lavar. Del mismo modo, las mascarillas de crema ligeramente más pesadas, que se venden en un frasco o tubo, solo necesitan masajearse suavemente en la piel de la cara, preferiblemente con las yemas de los dedos. Estas máscaras suaves deben extenderse por toda la superficie de la cara, excluyendo el área alrededor de los ojos y los labios. Mientras los ingredientes de la mascarilla penetran profundamente en la piel, puedes acostarte y relajarte o, por ejemplo, leer un libro en un cómodo sillón.

Si se aplica una mascarilla dura o una mascarilla despegable en el rostro, inicialmente haga lo mismo que con los cosméticos que no se curan. La mascarilla de congelación en el rostro te dará una sensación de “inmovilización” del rostro, que es una sensación completamente natural. Una vez transcurrido el tiempo especificado en el paquete, retire suavemente la mascarilla de la cara , comenzando con la capa en el mentón y subiendo. Limpia los restos del cosmético con un hisopo de algodón y luego limpia el rostro con un delicado tónico. Después de estos tratamientos, puedes usar con confianza una crema humectante.

¿Con qué frecuencia debo usar una mascarilla?

¿Te preguntas con qué frecuencia utilizar una mascarilla cosmética para obtener resultados satisfactorios? Y en este caso, la respuesta es: depende. ¿De qué? Desde las propiedades de la mascarilla, el grado de sensibilidad de tu piel y las recomendaciones del fabricante. Sin embargo, se asume que las mascarillas hidratantes, nutritivas y regeneradoras son las más adecuadas para un uso frecuente, incluso diario. Basta con aplicar otro tipo de cosméticos cada 3 a 4 días, mientras usas constantemente las mascarillas, preferiblemente una vez a la semana.

Recuerda que una mascarilla cosmética siempre debe aplicarse directamente sobre la piel limpia del rostro, no debe haber residuos de maquillaje o crema en ella. Se recomienda aplicar algunas máscaras inmediatamente después de salir de un baño tibio. Luego, la piel se suaviza y los poros están más dilatados, gracias a lo cual los ingredientes activos tienen la oportunidad de llegar a las capas más profundas y limpiar los poros del exceso de sebo e impurezas.

Mascarillas faciales caseras: recetas de cosméticos a partir de ingredientes naturales.

Si eres fanático de los cosméticos caseros, ¡asegúrate de probar las mascarillas faciales hechas con ingredientes naturales ! Las máscaras caseras son económicas, fáciles de preparar y ecológicas. Cuando se utilizan, no se utilizan envases y la “preparación” en sí es totalmente biodegradable y orgánica. Además, ¡la mayoría de las mascarillas para el cuidado del hogar huelen increíble! Entonces, ¿te sentirás tentado por una de ellas?

Mascarilla de avena para pieles sensibles

Para hacer una mascarilla de avena, solo necesitas 2 ingredientes: avena y crema dulce o agua. ¿Cómo prepararlo?

  1. Mezcla la avena con la harina.
  2. Agrega un poco de crema o agua a la harina de avena para hacer una pasta espesa.
  3. Mezcla bien todo.
  4. La mascarilla ya preparada debe usarse inmediatamente – espera 20 minutos después de aplicarla en la cara.
  5. Una vez transcurrido el tiempo, lávate la mascarilla con agua tibia.

La avena tiene un efecto calmante y suavizante, reduciendo la irritación.

Mascarilla de levadura para pieles propensas al acné

Puedes preparar la mascarilla de la levadura en unos momentos. Por supuesto, los cubos de levadura fresca funcionarán mejor. Preparación: 1,25 gramos de levadura (aproximadamente 1/4 de cubos) se desmoronan en un tazón con los dedos.

  • Vierte la levadura sobre una cucharada de leche tibia.
  • Revuelve todo hasta que la levadura se disuelva.
  • Aplica la mascarilla en su cara y lávela después de 20 minutos.

La mascarilla de levadura casera limpia la piel, alivia la inflamación, reduce las imperfecciones y suaviza la tez. Puedes usarla con la misma frecuencia que las mascarillas exfoliantes de farmacia.

Mascarilla hidratante de miel

Todo lo que necesitas para hacer una mascarilla de miel es… Miel. Es mejor si es miel natural de un colmenar. Preparación:

  1. Calienta dos cucharadas de miel en una cacerola o en un horno microondas.
  2. Humedece tu rostro con un poco de agua.
  3. Miel tibia (¡pero no caliente!), Aplícala en el rostro con los dedos, masajeando suavemente la piel.
  4. Deja la mascarilla sobre la piel durante 30 minutos, luego lávate la cara con agua tibia.

La miel es famosa por sus propiedades antibacterianas e hidratantes. Aplicado sobre la piel, calma las irritaciones, nutre y regenera.

Ir arriba